OMGlass!
Prepárate para quedarte con la boca abierta y sorpréndete con nuestras curiosidades sobre el mundo del motor. En Oh my glass! encontrarás información, historias y datos alucinantes sobre el automóvil. ¡No te lo pierdas!

¿Te pueden poner una multa por aparcar en sentido contrario?

Aparcar en sentido contrario

A la hora de aparcar, son muchos los que sienten una gran frustración cuando no encuentran un espacio donde dejar su vehículo. De este modo, en ocasiones no se tiene en cuenta la normativa, invadiendo incluso sitios que se encuentran en el lado opuesto por el que circulan. Pero, ¿Pueden ponerte una multa por aparcar en sentido contrario? Se trata de una pregunta que ha causado muchas dudas e incógnitas. Sin embargo, el Reglamento General de Circulación es muy claro. De este modo, la respuesta es: sí.

Si no te funcionan correctamente los sensores del coche a la hora de aparcar, en Carglass tienes a tu disposición el servicio de recalibración de los sistemas ADAS, para que vuelvan a funcionar correctamente.

Multa por aparcar en sentido contrario

No importa el día de la semana en el que estemos ni la prisa que tengamos. Tampoco si el tráfico está más o menos congestionado y si apenas existen huecos en los que dejar el coche para cumplir con tus obligaciones. Aunque sea por desesperación, pueden sancionar con una multa por estacionarse en sentido contrario. No importa si la maniobra la ha visto o no un agente de tráfico. Solo por el hecho de encontrar tu vehículo en una posición prohibida es posible que te multen. 

Como hemos asegurado en el párrafo anterior, esta información viene explicada en el artículo 90.2 del Reglamento General de Circulación. Este determina que en vías urbanas, cualquier estacionamiento o parada debe llevarse a cabo “situando el vehículo lo más cerca posible de su borde derecho”.

Esto significa que está totalmente prohibido aparcar lejos del lado derecho, salvo que nos estemos refiriendo a una vía de un sentido único en la que se puede aparcar en cualquiera de los dos lados, es decir, tanto a la derecha como a la izquierda- a no ser que se indique lo contrario. Se trata de una norma que inhabilita que un vehículo, ya sea una moto, un coche u otro similar, pueda llevar a cabo una maniobra para estacionar o parar en el sentido contrario a su circulación. 

Es indiferente que los carriles estén delimitados por líneas continuas o discontinuas, el movimiento está considerado como una infracción grave. La razón es que se trata de una maniobra que, en la vía, pone en peligro la circulación de otros actores. Además, a lo anterior se suma que el peligro vuelve a aparecer en el momento en que el vehículo se ponga en marcha de nuevo para abandonar el estacionamiento, ya que, en este caso, el coche tendría que volver a ponerse en sentido contrario al de la circulación.

 

Tipos de multas respecto a aparcar en sentido contrario

Una de las dudas que habrán surgido en estos momentos es qué tipo de multa pueden poner los agentes de Tráfico por decidir aparcar un coche en sentido contrario. En primer lugar, hay que tener en cuenta si estos últimos han sido testigos directos o no de las maniobras. De ser así, pueden imponerte la retirada de seis puntos del carnet y una multa de quinientos euros

En estos casos, todos los argumentos estarían a su favor, por lo que sería prácticamente imposible que te libraras de la sanción. El motivo es obvio, se ha pillado a un conductor yendo en sentido contrario. En este caso, no importaría la distancia que hubiese recorrido para realizar su cometido, pues la infracción se ha llevado a cabo igualmente

¿Qué sucede si no hay testigos?

Existe la posibilidad de que la maniobra no haya sido vista directamente por los agentes. Sin embargo, si estos ven un vehículo que ha sido aparcado en el sentido contrario al que le correspondería, entonces la multa sería de 200 euros. El estacionamiento sigue siendo ilegal, puesto que ha alterado el normal desarrollo del tráfico. De esta forma, se sanciona tal como se haría si el mismo conductor aparcase en zonas peatonales o en la acera

Estamos hablando de que aparcar en sentido contrario no es recomendable, no solo por el hecho de que vayas a tener que pagar las consecuencias, ya sea a nivel de puntos y económico o solamente económico, sino que puede provocar un accidente, involucrando tanto a peatones como a otros vehículos. Por ello, hay que tener en cuenta siempre la importancia de cumplir con el Reglamento de Circulación en todo momento. Es la única forma de evitar disgustos futuros y consecuencias negativas de esta índole. 

Presentación de una alegación

Por supuesto, si no estás de acuerdo con la sanción, tienes derecho a presentar alegaciones en un plazo de veinte días naturales desde el momento en el que hayas recibido la notificación de la multa o desde que esta se ha publicado en el Tablón Edictal Único.

Podrás aportar los documentos que creas necesarios. Si haces frente a la multa en el periodo voluntario y obtienes la reducción del 50 % de la cantidad total a pagar, renuncias a poner cualquier alegación o recurso. Asimismo, si decides ir adelante con la alegación, tendrás que pagar el total de la sanción, sea esta desestimada o no.

Deje un comentario

Post Similares