OMGlass!

Prepárate para quedarte con la boca abierta y sorpréndete con nuestras curiosidades sobre el mundo del motor. En Oh my glass! encontrarás información, historias y datos alucinantes sobre el automóvil. ¡No te lo pierdas!

Lego: El juguete que se puede conducir

El sueño de cualquier niño se ha hecho realidad. ¿Qué se puede pedir más? Lego y coche unidos en una simbiosis perfecta y convirtiéndose en realidad la quimera de cualquier chiquillo pequeño o no tan pequeño. Con las Navidades a la vuelta de la esquina comienza la locura de encontrar el regalo perfecto, el más original. ¿Qué tal un coche de Lego hecho de miles de piezas pero que, además, se puede conducir?

¿Imposible?, Ya no, LEGO Technic ha diseñado y construido una réplica en tamaño real exacta del clásico Bugatti Chiron. Se trata del juguete con mayor número de piezas y obviamente el más caro.

 

Un reto imposible convertido en realidad

Todo se fraguó dentro del grupo de diseño de LEGO Technic, cuando el diseñador Aurelien Rouffiange y su equipo terminaban el diseño del modelo a escala 1: 8 del Bugatti Chiron, seguramente en tono de broma alguien puso sobre la mesa la posibilidad de diseñar una versión a tamaño real del Bugatti Chiron con piezas de Lego, por supuesto, y por qué no, ya que nos ponemos a lo grande que además se pueda conducir.

Sin duda era el desafío absoluto y un reto casi imposible, ¡un LEGO Bugatti Chiron a tamaño real, con motor y que se pueda sacar a la carretera!

El equipo de LEGO Technic en Kladno en la República Checa, donde se realizan los modelos de Lego para las tiendas y los parques Legoland, recogió el guante y se lanzó a la tremenda aventura de hacer realidad el desafío. Un grupo de 16 especialistas, incluidos expertos en diseño, ingenieros mecánicos y eléctricos invirtieron 13,000 horas de trabajo para crear el coche pieza por pieza.

Imaginar un coche todo de piezas de Lego es ambicioso, pero conseguir además que se pueda conducir es toda una hazaña. Así que, con el coche listo, tocaba realizar las pruebas de conducción y quién mejor que el conductor de pruebas oficial de Bugatti, Andy Wallace, para probar el coche y en el mismo circuito donde se testeó el Bugatti Chiron original, el circuito de pruebas Wolfsburg en Alemania.

Las cifras del super juguete

Dicen que las comparaciones son odiosas y este caso no es una excepción, aunque no quita ni un ápice de mérito e interés al Bugatti de Lego en tamaño real.

Es una versión a escala real del célebre Bugatti Chiron con 1.000.000 de piezas de 399 tipos diferentes. El modelo es la primera construcción móvil a gran escala desarrollada que está alimentada exclusivamente con motores de la plataforma LEGO Power Function.

El coche viene equipado con 2.304 motores y 4.032 ruedas de engranaje LEGO Technic, el motor de este coche de 1.5 toneladas genera 5.3 caballos de potencia. El verdadero Bugatti Chiron cuenta con 1.479 caballos de potencia.

Su velocidad máxima también difiere en torno a los 20 km/h, muy lejos de la velocidad máxima del Bugatti original de 420 km/h.

Salvo el chasis, las ruedas y los asientos, el resto son piezas originales de Lego. Nada menos que 500 días de probar distintas piezas y combinaciones, de descartar diseños y crear otros nuevos hasta conseguir una réplica exacta.

Visto de lejos, el parecido entre los dos coches es sorprendente. Más de cerca se descubre una fascinante y curiosa estructura externa de “piel”, realizada a base de segmentos triangulares unidos en un “tejido” diseñado específicamente para asemejar las líneas clásicas del Bugatti original. En el interior del vehículo se ha recreado cada detalle del automóvil original, desde los asientos hasta el volante que es desmontable.

A pesar de las comparaciones es sin duda el mejor auto de juguete jamás construido y en el blog de Carglass estamos siempre al tanto para informarte de todas las noticias que te dejarán con la boca abierta. Esta vez tocaba Lego y su coche, ¿qué será lo próximo? No podemos ni imaginarlo…

Compartir en

Deje un comentario

Post Similares