OMGlass!
Prepárate para quedarte con la boca abierta y sorpréndete con nuestras curiosidades sobre el mundo del motor. En Oh my glass! encontrarás información, historias y datos alucinantes sobre el automóvil. ¡No te lo pierdas!

Leasing: ¿Qué es y qué ventajas tiene?

leasing-que-es-y-que-ventajas -tiene

¿Planteándote cambiar de coche sin necesidad de comprarlo? El leasing es una de las alternativas que te permiten disfrutar del vehículo con las mismas condiciones que si fuese tuyo y con el añadido de más ventajas fiscales, entre otras. 

El plan leasing 

El leasing de vehículos es un contrato de arrendamiento a medio o largo plazo con la posibilidad final de compra, pagando el valor residual del coche. Es decir, una vez ha expirado el contrato de leasing, que suelen tener una duración de dos a cuatro años, puedes decidir si quieres comprar el automóvil que has estado conduciendo durante ese tiempo o bien, ampliar el contrato, devolverlo o firmar uno nuevo para otro vehículo.

Generalmente, el leasing está pensado para profesionales, autónomos y/o empresas que realizan actividades comerciales, industriales u otros servicios que requieren de un vehículo constantemente para desplazarse. No tiene tantos riesgos a nivel fiscal y, en el caso de estar empezando, no se hace una inversión muy grande inicial sin saber qué va a pasar. En el caso de ser un particular, aunque también puedes contratar un leasing, no es la opción más recomendable ya que, este tipo de financiación está sujeta al IVA y a la larga, puede salir más caro. 

Por otro lado, y a diferencia del renting, en el leasing no están incluidos los costes de mantenimiento y demás costes del uso del vehículo. Es por ello que la cuota que se paga normalmente es mucho más baja. Sin embargo, debes saber que cualquier avería, el seguro del coche, impuestos o el coste de la ITV, siempre irán a cargo del arrendatario. 

Existen dos tipos de leasing según contrato:

  • Abierto: es aquel que tiene la obligatoriedad de compra del coche o vehículo al finalizar el período de alquiler establecido en el momento de la firma de papeles. 
  • Cerrado: la opción perfecta para aquellos que quieran cambiar de coche cada tres o cuatro años, ya que no existe la obligación de ejecutar la compra una vez terminado el período estipulado por contrato. 

¿Qué ventajas tiene un leasing?

Para tomar la decisión de hacerse con un vehículo mediante un leasing, hay que tener claras cuáles son las ventajas que ofrece. Es por ello, que en este apartado haremos una recopilación de todos los puntos positivos:

  • Desembolso inicial cero o muy bajo. Se obtiene el vehículo a cambio de una cuota mensual, con la posibilidad de financiar el 100% de la inversión a cuotas fijas sin necesidad de hacer ningún pago inicial para hacer uso del mismo. 
  • Pago mensual más bajo. Al no estar sujeto a ninguna financiación, en muchas ocasiones, permite al usuario disfrutar de un vehículo de gama alta de una forma más económica. Esto se debe también, como comentábamos anteriormente, a que no están incluídos los gastos de mantenimiento ni derivados del coche. Es decir, mensualmente tendrás una cuota fija más baja que en un renting, pero deberás pagar el seguro del mismo, averías, impuestos, etc. 
  • Diferentes opciones al finalizar el contrato. Una vez terminado el contrato, el leasing te ofrece hasta tres posibilidades diferentes. Si estás contento con el vehículo puedes comprarlo por su valor residual o bien, renovar el leasing, y si prefieres cambiarlo, podrás devolver el vehículo y hacerte con otro nuevo. En este último caso hay que tener en cuenta, que si se devuelve el coche una vez finalizado el contrato, no tendrá ningún coste. Sin embargo, en el caso de devolverlo antes de acabar el plazo, sí que contaría con una penalización. 
  • Estrenar coche cada pocos años. Los contratos de leasing suelen variar de dos a cuatros años, por lo que si eres una persona que le gusta cambiar el vehículo cada cierto tiempo para evitar posibles averías relacionadas con los años del mismo, con el leasing siempre tendrás coche nuevo. 
  • Tratamiento fiscal más favorable. El leasing permite deducir el importe de las cuotas en la declaración de la Renta, pero además, si eres una empresa o autónomo, puedes poner el coche como activo de la misma y la deuda pendiente en el pasivo. En definitiva, da opción de reflejarlo en el balance final de cuentas. Es una manera interesante para los autónomos de desgravar impuestos a pymes. 

No existe ninguna fórmula exacta para saber si el leasing es una buena opción para ti. Conocer cada detalle del contrato así como todas sus ventajas y posibles inconvenientes son los que acabarán dando una respuesta definitiva a la pregunta. 

Deje un comentario

Post Similares