OMGlass!
Prepárate para quedarte con la boca abierta y sorpréndete con nuestras curiosidades sobre el mundo del motor. En Oh my glass! encontrarás información, historias y datos alucinantes sobre el automóvil. ¡No te lo pierdas!

Cuál es la mejor hora para viajar y por qué

Cuál es la mejor hora para viajar.

Los viajes largos requieren de una planificación previa y, en este sentido, uno de los factores determinantes es elegir una buena hora de salida. Parece que no, pero buscar el mejor momento para coger el coche y viajar de forma relajada y sin inconvenientes es determinante para tener un buen viaje y una buena experiencia en la carretera.

La importancia de elegir bien los horarios

Los atascos, la somnolencia, la exposición a altas temperaturas o la posición del sol son factores que afectan directamente al estado de ánimo de cualquier conductor y, por ende, a su forma de conducir. Evitar estas situaciones tiene fácil solución: elegir bien la hora de salida de un viaje. 

A continuación vamos a dejar una serie de recomendaciones para ayudarte elegir bien a qué hora conducir y, así, evitarte una gran cantidad de estrés y malestar:

  • En primer lugar, siempre es mejor viajar de día que de noche. No obstante, en la época estival se deben evitar las horas centrales del día, que oscilan entre las 12 y las 16 de la tarde, por las altas temperaturas y los rayos del sol, causantes directos de la fatiga. Asimismo, durante el día hay condiciones de visibilidad naturales y óptimas que facilitan la conducción segura. Si nos vemos obligados a viajar con lluvia, es recomendable aplicar un tratamiento antilluvia y antimosquitos que nos ayude a mantener la visibilidad al volante.
  • Aunque a priori las horas de luz son las mejores, viajar de noche también puede ser una buena opción si se cumplen una serie de premisas: el conductor debe estar completamente descansado, no padecer ceguera nocturna y tener las luces del coche en perfectas condiciones. Viajar de noche ofrece la ventaja de ir prácticamente solo por la carretera y, además, si se viaja con niños es más probable que estos estén más tranquilos, e incluso dormidos. 
  • Se deben evitar las horas de entrada y salida de la jornada laboral para no terminar en atascos. Por norma general, el embotellamiento de coches suele producirse en las entradas y salidas de las ciudades los viernes a partir de las 14 horas y el resto de días de 7 a 9 de la mañana y a partir de las 18 horas. Asimismo, los fines de semana tampoco se libran de los atascos y viajar los sábados de 9 a 13 horas o los domingos entre las 19 y las 23, no es una buena idea. 
  • La posición del sol es determinante. Si tu destino se encuentra el este, el sol será un problema entre las 6:30 y las 10:00 de la mañana, momento de la salida que puede provocar un deslumbramiento. Por otro lado, si viajas hacia el oeste, este mismo problema lo tendrás entre las 17:30 y las 21:00 horas. 
  • Asimismo, atendiendo a las horas de salida y puesta del sol, es importante que en el momento de viajar el sol ya se haya levantado pero sin que sea medio día o que ya se haya escondido, en cuyo caso es mejor esperar a la noche, ya que los momentos crepusculares nos suelen distraer y generar mayor sensación de fatiga. 
  • También se deben evitar los viajes justo después de haber comido, ya que nos puede ocasionar somnolencia y fatiga y podemos poner en riesgo nuestra seguridad y la del resto de conductores. 

Con estas sencillas recomendaciones te aseguramos que podrás disfrutar de un largo viaje y que llegarás a tu destino más relajado, sin haber perdido la ilusión y lo que es más importante, sano y salvo.

Compartir en
Deje un comentario

Post Similares