5 innovaciones a las que nos hemos acostumbrado en los coches modernos

coches modernos

En los últimos años, la industria automovilística ha dado un gran salto en cuanto a innovación tecnológica. Los coches modernos integran prestaciones que hasta hace poco tiempo ni siquiera podíamos llegar a imaginar. En la búsqueda de la eficiencia y la seguridad, se ha recorrido un camino plagado de avances que, hoy, todos disfrutamos en nuestro día a día. Tanto nos hemos familiarizado con estos progresos, que casi hemos olvidado cómo han cambiado, para mejor, nuestra forma de conducir.

Te ofrecemos algunos de los que hoy pasan desapercibidos, pero que marcan la diferencia.  

GPS

Estas tres siglas, que corresponden a la denominación en inglés ‘Global Positioning System’ no solo forman parte de nuestro vocabulario habitual cuando hablamos de conducir, sino que son populares también fuera del ámbito de los coches. El GPS, que tuvo orígenes militares, fue, en los años 60, un rudimentario sistema de orientación que se pudo ver por primera vez en algunos prototipos de Toyota, Mazda o Ford. Desde entonces, primero como accesorio y después integrado en el salpicadero, su difusión no ha parado de crecer.

Luces LED diurnas

La Unión Europea obliga desde 2011 a que todos los coches fabricados en cualquiera de sus estados miembros tenga luces de conducción diurna. La razón de mayor peso para ello es el incremento de la visibilidad de los coches que circulan por nuestras carreteras. El hecho de que la mayoría de esas luces sean de tecnología LED hace que su consumo sea respetuoso con el medio ambiente, debido a que son mucho más eficientes que las bombillas tradicionales y no contienen elementos tóxicos.

Asistentes a la conducción

Los asistentes a la conducción han revolucionado la forma de conducir. La diversidad de ellos es enorme y cada fabricante ofrece sistemas distintos, pero aún así se puede destacar a algunos de los más importantes, como el control de velocidad activo, la advertencia de colisión, el frenado autónomo o el asistente de mantenimiento en el carril. Los coches autónomos, en sus diferentes grados del 1 al 5, integran estas tecnologías y son su evolución natural. Los coches autónomos de nivel 5 serán capaces de desplazarse desde un punto A hasta un punto B sin que el conductor tenga que intervenir en nada más que indicarle el punto de destino.

Start-Stop

La búsqueda de una conducción eficiente ha hecho que los fabricantes hayan dado con fórmulas imaginativas y cada vez más extendidas en los coches modernos, como el sistema Star-Stop. Con él, el motor se apaga de manera automática cuando el coche se detiene en un atasco o en un semáforo y vuelve encenderse cuando hay que reanudar la marcha. De esta forma, desciende el consumo de combustible y se reducen las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera.

Head-Up Display (HUD)

Cada vez son más los coches modernos que utilizan la tecnología HUD, que consiste en la proyección, en el parabrisas, de toda la información que el conductor necesita. Por ejemplo, la velocidad, las revoluciones y el consumo del vehículo, pero también el estado del tráfico o la distancia hasta la estación de servicio más cercana. Los fabricantes creen que los sistemas HUD aprovecharán en poco tiempo las ventajas que ofrece la realidad aumentada.

Si has sufrido un impacto en el parabrisas, en nuestros centros Carglass puedes repararlo o sustituir la luna con la total confianza de que el sistema HUD funcionará igual de bien que antes. ¡Pide cita ahora!

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario


5 − cinco =